Derecho de proximidad

Trabajo para personas y de forma personal, dando valor al diálogo y la confianza entre el cliente y el abogado, haciendo más fácil y cercana la defensa de sus derechos, y priorizando siempre el rigor y la ética profesional en la resolución de los conflictos.